Caso de Éxito: Modernización del Estado a nivel nacional

En diálogo exclusivo con Pablo Verdier, director del SCE, Marcelo Colanero nos cuenta sobre el el mundo del Control de Acceso.

Marcelo es el presidente de Intelektron, una empresa de casi 30 en el mercado argentino que desarrolla y fabrica soluciones integradas de hardware y software.




- Contame sobre el premio que ganó la empresa en 2018.

Nosotros somos miembro de ALAS, a nivel latinoamericano y de CASEL a nivel nacional y en el 2018 participamos de un evento de ALAS donde se invitaba a empresas a que presenten proyectos que hayan contribuido a la sociedad de alguna manera o que hayan generado alguna dinámica para las empresas, para la sociedad y para sus habitantes, que haya generado algún tipo de mejora.

Todos los proyectos son evaluados por un comité de expertos quienes determinan quienes son los ganadores.

Lo que nosotros presentamos, y que recibió el premio 2018 fue una sumatoria de todo el trabajo que realizamos para la modernización del Estado a nivel nacional.

A partir del 2015 y a raíz de un cambio de Gobierno, se produce un cambio de visión con respecto a como tenía que ser el empleado del estado y se empiezan a implementar sistemas de control biométrico para los empleados estatales que hasta el momento solo firmaban una planilla cuando ingresaban.

Nosotros ganamos la primera licitación con el Ministerio de Modernización y a partir de la implementación del sistema, se detectó rápidamente que había muchísima gente que no existía realmente en las plantillas de trabajo y que estaba cobrando un sueldo. Incluso, desde el momento de la implementación del sistema, mucha gente no se presentó siquiera a enrolar la huella y hubo también muchos casos de personas que después de haberse enrolado, nunca se presentaron a trabajar, porque en realidad tenían otros trabajos.

Y posteriormente a esa primera implementación, continuamos con el plan de modernización en el Congreso de la Nación, en el Ministerio de Modernización, en la Cámara de Diputados, en la Biblioteca Nacional y en algunas otras dependencias del Estado.

Se realizaron realmente muchas obras porque el hecho de tener nuestra propia herramienta de desarrollo, nos permitió realizar la interfaz a nivel de software para que los equipos interactuar directamente con el sistema SARA, que es el que usa el Estado para el control de asistencia, con un altísimo nivel de éxito en todos lados.

En todos los lugares donde fue implementado se repitieron los patrones de detección de una gran cantidad de personas que estaban cobrando sueldos y que no estaban yendo a trabajar y eso generó muchos detractores de esta política, pero también sirvió como una manera de reivindicar a aquellos que realmente cumplían con su trabajo.

¿Quién dirías que es tu cliente principal, El Estado o las empresas privadas?

La verdad es que está bastante repartido. Lo que pasa con las empresas privadas es que tienen una demanda constante, mientras que el Estado tiene un comportamiento más fluctuante, y hay momentos en los que no hace acciones de este tipo y de pronto, realiza muchas contrataciones juntas porque obedecen a una cierta política.

Lo que nos pasó a nosotros con estas implementaciones fue que durante mucho tiempo no se hicieron controles y cuando se tomó consciencia de lo que estaba pasando, se obligó a todos los organismos y ministerios que incorporen el control biométrico en sus instalaciones.

Y si bien ganamos la mayoría de las licitaciones, no fuimos los únicos y se implementaron otras soluciones, como por ejemplo en el Senado, donde se pusieron equipos chinos que obviamente costaban mucho menos que nuestra solución, pero mientras nuestra solución estaba funcionando muy bien, esta otra pasó meses sin ser conectada y cuando lo hizo, no terminó de funcionar como se esperaba porque no todos los equipos funcionan para todo. Y ahí es donde radica la importancia de un buen asesoramiento.

Mismo en varios artículos periodísticos de los medios más importantes, se habló mucho de este tema, porque en lugares como en la Cámara de Diputados donde ingresan cerca de 8500 personas, se detectó una enorme cantidad de “ñoquis”, lo que le permitió al Estado un ahorro enorme en sueldos de personas que no trabajaban, y de ahí salió una frase que a mí me gusta de usar y que es “el sistema se paga solo”.

Lo mismo ocurre con las empresas privadas; donde hay realmente un control, se produce un ahorro.

Tenemos clientes grandes como Bridgeston, Brinks o los canales de televisión con toda su problemática particular que hay que adecuarla para que pueda ingresar una persona con su cámara al hombro rápidamente o empresas del sector alimenticio que tienen también sus cuestiones propias.

Nosotros tenemos el control de casi todos los supermercados, de la mano de una alianza que hicimos con una empresa que realiza un software específico para supermercadismo. Nosotros ofrecemos el hardware y ellos el software y logramos de esta manera darle al cliente una gran estabilidad en la transferencia de los datos qué hace que no se pierdan fichas en el medio, algo crucial para evitar reclamos de empleados que pueden a veces hasta involucrar a los sindicatos.


#controldeacceso #seguridad #seguridadeletrónica

Se parte del SCE
Security Conference & Expo
Conectate con nosotros

+54 11 4793-8643   -   info@continentsideas.com

©2020 por Continents Ideas

Logo Continents Ideas
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • LinkedIn - Gris Círculo